astuces salon avoir pour.jpg

4 consejos para tener una estancia acogedora


Tu hogar debe ser el lugar donde puedas recargar tus baterías. Ya sea que viva en un departamento o en una casa, la sala de estar es representativa de las otras habitaciones. A todo el mundo le gustaría tener un espacio acogedor donde el confort alcance su máximo nivel. La mayoría de las veces, la calefacción y el aire acondicionado no son suficientes para tener un entorno de vida de este tipo. Por lo general, debe centrarse en el diseño y la decoración para lograrlo. Encuentre en este artículo 4 consejos para llevar un ambiente acogedor a su sala de estar.

Calienta el espacio con una manta de punto grueso

Los muebles son los protagonistas del salón. Su apariencia y el grado de comodidad que ofrecen influyen en la atmósfera del interior. Sea cual sea el tipo de mobiliario que tengas y sus características, no hace falta que lo reemplaces para crear un ambiente acogedor. Solo necesitas usar una manta de punto grueso para que los asientos sean muy cómodos. Esta pieza de tela está diseñada tanto para asegurar una temperatura corporal agradable como para realzar la decoración.

En época de frío, el plaid de punto grueso es un aliado imprescindible para aportar calidez y suavidad al salón. Cuando el sol de verano eleva naturalmente las temperaturas, esta manta revela su aspecto decorativo. Vendido en tiendas y en sitios especializados como Unplaid.fr, tela escocesa escandinava de punto grueso te servirá para cubrirte o envolver tu sofá. Esta manta se adapta a diferentes necesidades para obtener un espacio envolvente que guste a todos. ¡Imagina la satisfacción que tendría la gente si viniera a visitarte en invierno y encontrara una manta para calentarse!

El plaid escandinavo está disponible en una variedad de colores que van del negro al azul pasando por el blanco, el gris, el beige, el rojo, el mostaza… Úsalo como funda de sofá para realzar la estética de tu interior. Es un accesorio para disimular las imperfecciones de los asientos de tu salón. Puedes elegir uno del mismo color que el mueble a tapizar o de cualquier otro color. Te aconsejamos adquirir plaids en tonos cálidos y otros en tonos fríos. Asimismo, lo ideal sería tener lana y también poliéster. Así que puedes usar el que mejor se adapte al clima. Combine una alfombra acogedora con cuadros escoceses y estará bien encaminado para tener un interior donde haya una calidez suave.

Tela escocesa de punto grueso, sofá

Organizar el espacio para un interior acogedor.

Una acogedora sala de estar es un interior en el que el aire circula libremente. Para ello, es fundamental organizar los muebles y otros elementos de la decoración de forma eficiente. Tenga especial cuidado de no saturar el marco con más muebles de los necesarios. Si el interior es estrecho, aprovecha los rincones con un sofá de esquina, si necesario. Si no tienes uno y no quieres comprar uno, considera colocar algunos elementos como un jarrón o una maceta en las esquinas.

Sin embargo, si quieres darle un toque a tu interior, cambia los muebles si es necesario. En particular, recomendamos asientos cómodos como un puf, un sillón tapizado de diseño con brazos, un sofá tapizado… Por favor, tenga en cuenta el espacio disponible en el interior antes de comprar los nuevos muebles. Como el objetivo es crear un ambiente que favorezca el descanso y la relajación, puedes optar por un sofá cama. Este tipo de mueble es fácil de ajustar según las necesidades y ahorra centímetros al plegarse.

Una acogedora sala de estar puede servir como lugar de trabajo si es necesario. Si quieres crear una oficina en casa cuando no tienes mucho espacio para ello, adopta muebles funcionales. Por ejemplo, instala una mesa modular que se pueda usar como mesa de centro y también como escritorio. Encontrarás algunas con espacios de almacenaje donde poner un ordenador, bolso, etc.

Ilumina el salón con luces suaves y cálidas

La iluminación juega un papel fundamental en el confort interior. Por si fuera poco, en este caso durante el día, la decoración es lúgubre. En cambio, cuando es deslumbrante daña la vista e impide el descanso. Para tener una estancia acogedora, es necesario encontrar el equilibrio adecuado entre estos dos extremos. Durante el día, lo ideal sería aprovechar al máximo la luz natural.

Especialmente las ventanas acristaladas permiten que entre la luz del día mientras bloquean el polvo. Si tienes una ventana tradicional, puedes usar una cortina de vidrio. Si por el contrario el salón está excesivamente iluminado con luz natural, utilízala una cortina clásica o cortina de ventana. Este último sirve tanto para regular la luminosidad procedente del exterior como para decorar la ventana.

Por la noche, la iluminación artificial debe optimizarse para crear un ambiente de luz acogedor. Recomendamos el uso de plafón, apliques y lámparas que proporcionen una luz suave. Considere elegir dispositivos de iluminación cuyo diseño les permita realizar una función decorativa. También encuentre lugares para candelabros. Así podrá encender en determinados momentos velas perfumadas para un ambiente que es definitivamente propicio para la relajación.

iluminación, sala de estar acogedora

Crea una relajante decoración de pared para descansar

La decoración de tu salón depende en gran medida del aspecto de las paredes. Dependiendo del color de estos, la habitación puede parecer más grande o más pequeña. Para agrandar visualmente la sala de estar, ponga, si es posible, pintura de color claro en las paredes. Además del blanco, que puede parecer un poco anodino o neutro, puedes optar por beige, rosa pálido, azul claro, etc.

Además de pintar, viste las paredes con complementos para hacer acogedor el salón. Puedes utilizar marcos de fotos, grabados, cuadros artísticos, adhesivos decorativos… Si quieres crear una decoración zen que agrade cuerpo y mente, utiliza fondo de pantalla panorámica evocando la naturaleza. Puedes elegir uno que represente un bosque, un crepúsculo, animales, nubes…

Algunas representaciones son tan realistas que dan la impresión de que el muro se abre a un horizonte. Otros tienen patrones geométricos, pero también tienen la ventaja añadida de transformar agradablemente la decoración. Finalmente, para que la decoración de la pared sea relajante, puedes usar flores artificiales.

Ir arriba