visuel realiser elagage.jpg

¿Cómo podar tus árboles?


Dados los muchos beneficios que conlleva, la poda de árboles debe realizarse con la máxima habilidad. Esta técnica es por ejemplo una solución cuando su árbol es invadido por plagas. También puede ayudar a optimizar su resistencia al viento. En lugar de talarlo, también puedes optar por cortar o podar algunas ramas de un árbol porque ha envejecido, para evitar accidentes a los transeúntes. De hecho, un árbol se puede podar en diferentes etapas de su crecimiento y es preferible utilizar una podadora para un trabajo óptimo con total seguridad.

El uso de una podadora y el período de poda

Como se mencionó anteriormente, varias razones pueden justificar la poda de un árbol: salud, vejez, estética, etc. Además de estos aspectos, determinadas épocas del año pueden ser más propicias para la poda de las ramas de un árbol. Para un trabajo perfecto, lo ideal es llama a un profesional.

Los beneficios de contratar un podador

Para una operación de poda atractiva árboles altosLo mejor es hacer una elección inteligente solicitando un podador profesional como lo sugiere el sitio para que sus árboles puedan beneficiarse de una intervención de calidad. Como especialista en plantas y especialmente en árboles, el podador tiene una «conexión» con las plantas que le permite ser específicos en el cuidado que se les debe dar.

En la misma lógica, su conocimiento de los árboles permite determinar el tratamiento más adecuado para cada especie. Por otro lado, son los riesgos de esta operación los que justifican la firma de un contrato de poda. Un árbol puede necesitar ser podado un buen dominio de las técnicas de escalada. El profesional domina estas técnicas, por lo que es capaz de llegar hasta las ramas más cercanas a la copa del árbol.

Además, está suficientemente equipado para cumplir con todos los requisitos de la operación. No olvides que esta tarea puede causar daños en tu hogar o casas vecinas, cuando se trata, por ejemplo, de uno de los árboles de tu jardín. podador sabe dirigir la caída de las ramas para evitar o limitar las roturas que la operación pudiera ocasionar.

poda de árboles;  como podar un arbol

¿Cuándo debes podar tus árboles?

Lo ideal es planificar una operación de poda una vez pasada la fermentación de la savia, que se produce de abril a junio. Los profesionales de la poda también lo afirman el invierno es un momento favorable para tal proyecto.

Entre otras ventajas, indican que la operación no genera una gran cantidad de vegetación para evacuar, ya que los árboles generalmente están dormidos durante este período. La elección de este período también facilita la evaluación de los tamaños a realizar. Sin embargo, debes saber algunas especies no admiten la poda en invierno.

Sea cual sea el tipo de árbol, no se recomienda considerar la poda a principios de primavera. Este período corresponde a la aparición de las primeras hojas de los árboles. Por lo tanto, sería inadecuado podar o cortar las ramas en este momento. Pudo debilitar los árboles.

¿Cómo elegir tu podadora?

Claro, hay diferentes especialistas en árboles, pero probablemente no todos tengan las mismas habilidades. Dada la complejidad de la operación, la elección de un profesional experimentado es más tranquilizador. Tu podador debe tener los conocimientos que requiere la poda, pero también y sobre todo debe tener práctica. Otro factor a tener en cuenta a la hora de elegir una podadora es evaluar su severidad.

Su trabajo implica grandes riesgos frente a los cuales se deben tomar medidas para garantizar su propia seguridad y la de los transeúntes. Verifique antes de aceptar su oferta con la que trabaja, por ejemplo equipo de protección personal. Asegúrese de que estos estén en armonía con las normas vigentes. Un podador-montañero debe estar equipado al menos con una línea de vida normalizada y revisada, casco, calzado adecuado para escalar, guantes, podaderas, etc.

Revisa que esté en buena forma, porque su trabajo lo requiere. Un especialista en poda debe ser capaz de realizar su función, incluso en condiciones de trabajo extremas. Por lo tanto, la fuerte presencia del sol o la llegada de lluvias ligeras deben utilizarse como motivo para interrumpir los trabajos solo si estos elementos tienen una influencia directa en el progreso de la operación. También debe asegurarse de que el podador tenga un buen conocimiento de las enfermedades fúngicas que pueden atacar a los árboles.

El papel del profesional de la poda, de hecho, no se limita solo al tamaño o la tala de árboles. se llama a ti dar consejos sobre las actitudes a adoptar para prevenir determinados riesgos. Puede ser un consejo sobre el mantenimiento de los árboles para combatir las plagas. Para ello debe tener conocimientos de la biología y fisiología de los diferentes tipos de plantas. En su papel de asesor, el podador debe poder tener en cuenta los deseos de su cliente. Para ello necesita un buen sentido de la escucha.

podar un arbol

¿Cómo se realiza una operación de poda?

Puedes podar un árbol pequeño del tamaño de un hombre, por ejemplo, con ramas de pequeño diámetro. En este caso, una podadora o podadora será suficiente. Sin embargo, para un árbol grande, se requerirá la intervención de un profesional. Antes de comenzar, los podadores profesionales se encargan primero de asegurar el sitio y asegurarse de que nadie entre en él.

Llevan todas las herramientas de corte que les serán de utilidad, motosierras, cizallas, sierras, podaderas, etc. En lo que se refiere a la ejecución de los cortes, uno de los principios fundamentales lo exige la zona de la cintura no está demasiado cerca del tronco, para facilitar la cicatrización. También se debe asegurar que el ángulo de corte no sea paralelo al eje de la rama, sino perpendicular.

En resumen, lo más importante que debe recordar de la operación de poda es tomar primero precauciones de seguridad, especialmente para un árbol grande. Por lo tanto, es necesario encontrar el material adecuado para cortar la rama para no comprometer la cicatrización y limitar el daño en el entorno circundante. En cuanto al período de poda, hay que conocer las particularidades de la especie (palmera, frutal, conífera, etc.) para situarse mejor. Dependiendo del caso, es posible que también deba obtener un permiso de su ayuntamiento. A la luz de todos estos parámetros, el asesoramiento y la intervención de un especialista en árboles es siempre adecuado.

Ir arriba