Primeros pasos para los aficionados al bricolaje | InicioConsejos

¿Está considerando lanzarse de cabeza a un importante proyecto de bricolaje en el hogar? Si es así, tómese un momento para considerar algunos pasos preliminares importantes. Las mejoras en el hogar pueden ser como un rompecabezas chino en complejidad, con partes entrelazadas que deben avanzar exactamente en la dirección y el orden correctos o simplemente no funcionan. La planificación es clave. Es de vital importancia tener claros sus objetivos y desarrollar un plan para alcanzarlos.

Ya sea que esté agregando una habitación, construyendo una terraza o instalando nuevos gabinetes, dedicar un poco más de tiempo a planificar antes de lanzar su proyecto puede hacer que el proceso sea mucho más sencillo y sus resultados mucho más exitosos.

Aquí hay siete pasos que son clave para una planificación adecuada:

1 Establezca sus prioridades. Analice los diversos elementos de sus planes y califique la importancia de cada uno. La mayoría de la gente quiere resultados rápidos, económicos y de alta calidad. Como regla general, puede elegir dos de estos. Si lo desea rápido y económico, es muy probable que no sea de alta calidad. Si lo desea rápido y de alta calidad, es probable que no sea económico. Y así.

2 Estime el costo. Nada es peor que detener el progreso a la mitad de un proyecto por falta de fondos. Para anticipar los costos con precisión, tendrá que hacer algunos deberes. Comience visitando un centro de origen para averiguar cuánto costarán los materiales y los accesorios. Además, es una buena idea obtener tres ofertas para el trabajo de contratistas u otros profesionales, incluso si planea hacer parte o todo su propio trabajo. Obtener ofertas puede darle una idea de lo que implicará el trabajo y ayudarlo a determinar los posibles ahorros de hacerlo usted mismo. En algunos casos, mirar los números puede convencerlo de que es más prudente contratar a un profesional.

3 Planifique cualquier ayuda que necesite. Incluso cuando lo hace usted mismo, no tiene que hacerlo usted mismo. Algunos trabajos requieren dos o más personas para realizarlos de manera segura y adecuada. Antes de encontrar esos trabajos, programe ayuda.

Tenga en cuenta que la mayoría de las mejoras en el hogar implican una variedad de tareas diferentes, cada una de las cuales requiere conocimientos y habilidades, desde el diseño y la construcción hasta la plomería, el cableado y los trabajos de acabado. Su proyecto general podría ir mucho mejor si contrata a un profesional para ciertas partes. Por ejemplo, al remodelar su cocina, es posible que desee instalar el piso y los gabinetes usted mismo, pero contrate a un plomero para instalar nuevas tuberías.

Si llama a un profesional, asegúrese de que esté calificado y sea confiable. La mejor forma de encontrar una buena ayuda es mediante recomendaciones personales. De lo contrario, puede encontrar profesionales calificados y preseleccionados en la Web a través de servicios como HomeAdvisor: Obtenga un contratista general local preseleccionado.

4 Reúna sus herramientas y recursos. Antes de comenzar, asegúrese de tener en el lugar las herramientas, los materiales y otros recursos que necesitará para completar el trabajo. Si su caja de herramientas actual no incluye ciertas herramientas especializadas, explore alquilarlas. Los materiales, accesorios y electrodomésticos clave, como azulejos, ventanas, gabinetes y accesorios de plomería, deben programarse para la entrega. Demasiadas personas se sumergen en la demolición de su vieja cocina solo para descubrir que sus nuevos gabinetes han sido pedidos atrasados ​​para su entrega en doce semanas.

5 Explore la necesidad de un permiso. Visite el departamento de construcción de su ciudad o condado para averiguar si se necesitan permisos y para descubrir los requisitos de zonificación o construcción. Asegúrese de que los cambios que planea hacer sean posibles y legales antes de avanzar demasiado en la planificación. Es muy probable que cualquier adición de habitación se rija por limitaciones de zonificación y retroceso. Si tiene la intención de hacer su propio trabajo, asegúrese de que su ciudad lo permita. Algunas ciudades, por ejemplo, requieren que un profesional autorizado realice los trabajos de electricidad y / o plomería.

En la mayoría de las áreas, se requieren permisos para trabajos que afecten la estructura de una casa o que involucren cambios de cableado eléctrico o plomería. Probablemente necesite un permiso si tiene la intención de alterar la línea del techo, mover un muro de carga o reposicionar accesorios de plomería. Es posible que no necesite uno para instalar nuevos revestimientos para pisos, reemplazar puertas y ventanas o hacer reparaciones menores. Si se requiere un permiso, no continúe sin él.

6 Establece un cronograma. Forme un bloque de tiempo que sea lo suficientemente largo para hacer el trabajo y luego establezca hitos para completar las fases del trabajo. Tenga en cuenta que hacer su propio trabajo probablemente le llevará más tiempo de lo esperado; de hecho, es probable que le lleve el doble de tiempo. Dentro de su cronograma, tenga en cuenta el tiempo de entrega de cualquier cosa que deba solicitarse de manera especial.

7 Configure sus sistemas. Por lo general, es una buena idea alquilar un contenedor de basura y hacer que se lo entreguen antes de que comience cualquier demolición importante; coordine la entrega con el inicio del trabajo para que no pague tarifas de alquiler excesivas. Si contratistas u otros profesionales participarán en el proyecto, programe una reunión para discutir la logística y el trabajo que debe realizarse. Este también es un buen momento para establecer horarios diarios y reglas básicas como las horas de trabajo, el uso de los baños, etc. Asegúrese de solicitar los números de teléfono celular de todos los jugadores clave.

Ir arriba